martes, 20 de mayo de 2008

3) Tu voz y Desenvolvimiento.

Siempre te soñé la voz mas grave, y ya casi me había acostumbrado a oírla, interpretando música de baja frecuencia por las madrugadas.

Por eso me sorprendió sobremanera el tono ligeramente fino a mis espaldas.

Podía haber sido cualquier voz después de todo, pero no, no cualquier otra voz hubiera sacudido mi espina de tal manera.

No cualquier voz pudiera haber lanzado a través de mis arterias ese torrente de endorfinas, no cualquier otra voz salvo la tuya.

Que sonrojada sos aún mas linda, note con gran alegría para mi parte, a sabiendas de que el rubor es sinónimo de inocencia en la mayoría de los casos, y es un verdadero tesoro mantener la inocencia después de los veinte.

Tu desenvolver espontáneo me apabulló, ganándome la partida casi por mano doble.

SI estudiar no era más lindo que pasear por las calles de la gran ciudad te pregunté, a lo que respondiste decidida que no, y tenías razón, porque las mejores maestras son las calles.

Era justo lo que necesitaba oír.

1 comentario:

Mirada dijo...

¡qué ternura!, de verdad que es un gusto leerte.